Las diez mejores paellas del extrarradio de Valencia

A escasos minutos de la ciudad, en municipios de huerta, existen grandes casas donde disfrutar de la mejor cultura del arroz, como las mejores paellas valencianas, pero también mucho más.

Maje Mar­tí­nez

Si algo carac­te­ri­za a la ciu­dad de Valen­cia es su cer­ca­nía a la huer­ta y a los muni­ci­pios de extra­rra­dio. El desa­rro­llo de toda una red de medios de trans­por­te (metro, bus, cer­ca­nías, alqui­ler de bicis, pati­ne­tes…), así como rutas en bici, sen­das inter­ur­ba­nas, hacen que sea muy sen­ci­llo des­pla­zar­se y cam­biar de ambien­te urbano a rural (huer­ta o mon­ta­ña) en menos de 30 minu­tos de la capi­tal. Esto nos abre un mun­do de posi­bi­li­da­des tan­to a los habi­tan­tes de la pro­vin­cia como al turis­mo de la ciu­dad, que pue­de ampliar la expe­rien­cia de una for­ma ase­qui­ble y aden­trar­se en la cul­tu­ra, tra­di­ción y gas­tro­no­mía del terri­to­rio al com­ple­to.

Turis­mo en bici­cle­ta por la huer­ta de Valen­cia.

Tan­to es así, que en los últi­mos años han pro­li­fe­ra­do estra­te­gias turís­ti­cas para gene­rar recla­mos a tra­vés de la gas­tro­no­mía, y así lla­mar la aten­ción al turis­ta y a su vez evi­tar la masi­fi­ca­ción en la capi­tal, favo­re­cien­do tam­bién el desa­rro­llo eco­nó­mi­co de los muni­ci­pios. A ello se le suma que la gas­tro­no­mía de los pue­blos es un patri­mo­nio enor­me, una tra­di­ción con­ser­va­da con el esfuer­zo de los pro­fe­sio­na­les de la hos­te­le­ría don­de impe­ra la cer­ca­nía.

Así pues, pese a que muchas veces el cos­mo­po­li­ta es reti­cen­te a salir de la capi­tal para comer, los hos­te­le­ros advier­ten que cada vez son más las fami­lias, pare­jas, ami­gos, que apues­tan por des­cu­brir el mun­do gas­tro­nó­mi­co en los pue­blos de alre­de­dor cual­quier día de la sema­na, y sin pro­ble­mas de atas­cos ni de apar­ca­mien­to. En caso del turis­ta pre­pa­ra ya su via­je bus­can­do muni­ci­pios don­de comer.

A con­ti­nua­ción esbo­za­mos una lis­ta viva (no es un ran­king; e irá cre­cien­do…) con pro­pues­tas de res­tau­ran­tes en los que comer un buen arroz, más allá de la tra­di­cio­nal pae­lla valen­cia­na, en un radio apro­xi­ma­do de 30 minu­tos de la capi­tal. Res­tau­ran­tes más tra­di­cio­na­les, más van­guar­dis­tas, fami­lia­res, de nue­vos empren­de­do­res, pero todos con la cul­tu­ra del arroz como ban­de­ra. Garan­tías, en todos los casos, a la hora de dis­fru­tar de pae­llas de pri­me­ra cali­dad.

Una lis­ta que com­ple­men­ta a la que publi­ca­mos hace algu­nas sema­nas (tam­bién abier­ta) y que des­ta­ca­ba los 15 tem­plos del arroz en la capi­tal de la pae­lla.

CA PEPICO

Pae­lla valen­cia­na en Ca Pepi­co.

  • MELIANA. Medi­te­rra­ni, 1, Barri Roca

  • 961 491 346

  • Abre de lunes a sába­do de 13:30 a 15:00 horas. Las noches de miér­co­les a sába­do de 21 a 22 horas. Cie­rra domin­go todo el día y lunes y mar­tes noche.

  • Pre­cio medio por per­so­na: 60 €

Lo que fue­ra un col­ma­do en el paso de los muni­ci­pios de l’Horta Nord hacia la pla­ya, a la que acu­dían en carros para aco­piar tie­rra para orear los cam­pos, evo­lu­cio­nó en la déca­da de los 70 a un bar en ple­na peda­nía de Roca (Melia­na). El rele­vo gene­ra­cio­nal no fal­tó en los años suce­si­vos has­ta la actua­li­dad, en la que Ca Pepi­co se con­vier­te en un refe­ren­te gas­tro­nó­mi­co de la comar­ca en el que la pae­lla valen­cia­na de l’horta o el arròs de fesols i naps lo con­vier­ten en un lugar impres­cin­di­ble para quien quie­ra aden­trar­se en la cul­tu­ra y tra­di­ción de una huer­ta pro­te­gi­da por la Unes­co. Impres­cin­di­bles las cro­que­tas de baca­lao “esti­lo Car­men­cín”, las de “putxe­ro” o las pati­tas de sepia ence­bo­lla­da. Las alca­cho­fas de Javi Gorri­to, pro­duc­tor local, en tem­po­ra­da, son tam­bién una deli­cia, y nada des­pre­cia­bles los arro­ces de maris­co o fideuàs. Ana i Pep Ferrer están rea­li­zan­do un gran tra­ba­jo des­de el res­pe­to a la tra­di­ción, pero sin des­pre­ciar unos toques mode­ra­dos de van­guar­dia. Gran cali­dad en el ser­vi­cio y una selec­ción de bode­ga espec­ta­cu­lar, en un ambien­te de casa labrie­ga de pue­blo típi­ca valen­cia­na. Ca Pepi­co es siem­pre apues­ta segu­ra para la pae­lla.

Un res­tau­ran­te valo­ra­do con 3 Estre­llas en la sec­ción de Cucha­ra del Alma­na­que Gas­tro­nó­mi­co.

Con­sul­ta la cró­ni­ca aquí.

BON AIRE

Pae­lla valen­cia­na en Bonai­re.

  • EL PALMAR. Cab­det, 41

  • 961 620 310

  • Abre de lunes a domin­go de 9 a 18 horas. (mar­tes cerra­do). Hora­rio de coci­na: 13:30 a 16 horas.

  • Pre­cio medio por per­so­na: 35 €. Tie­nen menús.

El Pal­mar es un muni­ci­pio que lle­va años luz enten­dien­do la impor­tan­cia de lla­mar al turis­ta urbano para con­quis­tar­lo por el estó­ma­go. La cer­ca­nía al Parc Natu­ral de l’Albufera, tam­bién ha faci­li­ta­do que El Pal­mar se con­vier­ta en lugar de para­da obli­ga­to­ria. Sien­do uno de los muni­ci­pios con más res­tau­ran­tes per cápi­ta del país, es difí­cil deci­dir entre la mul­ti­tud de ofer­tas gas­tro­nó­mi­cas y recla­mos que se empie­zan a ver en car­te­les a mitad de la enju­ta carre­te­ra que entre arro­za­les que con­du­ce a la loca­li­dad. Si algo pue­de deter­mi­nar repe­tir una visi­ta a un res­tau­ran­te, es sin duda el ser­vi­cio de cali­dad y cer­cano, y ello es una seña de iden­ti­dad en el Res­tau­ran­te Bon Aire don­de Ele­na y Bor­ja son un pun­tal. A ello se le suma un lar­go pal­ma­rés de pre­mios pro­fe­sio­na­les obte­ni­dos por Raúl Magra­ner que lo posi­cio­na como uno de los maes­tros arro­ce­ros más impor­tan­tes de la Comu­ni­dad Valen­cia­na, siem­pre con la ayu­da en los fogo­nes de Rosa María, jefa de coci­na.

La car­ta de arro­ces de Bon Aire es un fes­tín. La pae­lla Valen­cia­na tra­di­cio­nal no falla, pero tie­ne una ver­sión mejo­ra­da lla­ma­da “Pae­lla Bon Aire” que es la tra­di­cio­nal i autén­ti­ca de la zona, con pato de l’Albufera, los cara­co­les y la alca­cho­fa en tem­po­ra­da. Impe­ca­ble el pun­to de coc­ción, el sabor, el jus­to soca­rrat y la tex­tu­ra de la ver­du­ra.

Se nota la mano del maes­tro y la diver­si­dad del terri­to­rio. La pae­lla “Albu­fe­ra” es otra opción a base de angui­la fri­ta, lubi­na y col, dife­ren­te y ori­gi­nal. Ni que hablar del “Arroz de can­gre­jo azul” que pue­de pedir­se en seco o melo­so. Pre­ci­sa­men­te los melo­sos son un pun­to fuer­te en Bon Aire. Un apar­ta­do espe­cial de entran­tes tra­di­cio­na­les del Pal­mar nos ofre­ce un esga­rrat de lli­sa, el all i pebre, la titai­na, el espen­cat o el revuel­to de hue­vas. Bon Aire es como sen­tir­se en casa, como visi­tar a una fami­lia de ami­gos y don­de no fallar cuan­do lo que quie­res es sabo­rear la Albu­fe­ra de Valen­cia. Es indis­pen­sa­ble reser­var por­que es uno de los más soli­ci­ta­dos en la zona.

LEVANTE

La pae­lla a leña del res­tau­ran­te Levan­te.

  • BENISSANÓ. Ver­ge del Fona­ment, 27

  • 962 780 721

  • Abre de lunes a domin­go en hora­rio de comi­das.

  • Pre­cio medio por per­so­na: 45 €. Tie­nen menús.

El muni­ci­pio de Benis­sa­nó se encuen­tra en la veci­na comar­ca de Camp del Turia, a poco más de 30 minu­tos de la capi­tal. Si por algo es reco­no­ci­do, es por su cas­ti­llo, uno de los mejor con­ser­va­dos de la Comu­ni­dad Valen­cia­na, que se pue­de visi­tar en sus par­tes inte­rio­res y exte­rio­res para vivir una expe­rien­cia en la Valen­cia Medie­val. Allí encon­tra­mos Res­tau­ran­te Levan­te, capi­ta­nea­do por la fami­lia Vidal, con tres gene­ra­cio­nes y más de 50 años rea­li­zan­do la autén­ti­ca pae­lla valen­cia­na a leña, con garro­fó de cose­cha pro­pia y un cui­da­do exqui­si­to de cada uno de sus ingre­dien­tes.

En mi opi­nión, la pae­lla de Levan­te es la más pare­ci­da a la de la abue­la o la madre. Tal vez por ello se ha con­ver­ti­do en un lugar de gran rele­van­cia en los últi­mos 50 años, por­que has­ta el muni­ci­pio se han des­pla­za­do ilus­tres per­so­na­jes de la his­to­ria, lle­gan­do a con­ver­tir­se en res­tau­ran­te de con­fian­za de la monar­quía actual. La cons­tan­cia, el esfuer­zo y el mane­jo de la téc­ni­ca ha con­ver­ti­do a Rafa Vidal en uno de los maes­tros arro­ce­ros más soli­ci­ta­dos por su labor de divul­ga­ción y su estu­dio del pla­to a lo lar­go de los años. Tan­to es así, que el chef José Andrés y los her­ma­nos Adrià con­fían en los Vidal para el desa­rro­llo de la zona de pae­llas de My Little Spain, el mer­ca­do gas­tro­nó­mi­co espa­ñol en Manhat­tan, en el que Rafa cola­bo­ra con el ase­so­ra­mien­to y for­ma­ción de la plan­ti­lla. Así reza a la entra­da del pro­pio local y en su car­ta, don­de en ple­na gran man­za­na se iden­ti­fi­ca que la pae­lla que se come es de Rafa Vidal de Benis­sa­nó.

No obs­tan­te, como bue­na casa de arro­ces, la pae­lla de “putxe­ro” de los Vidal es otra de las deli­cias, así como la de ver­du­ras, la fideuà negra de pul­po y ver­du­ras o la joya de arroz con pato y trom­pe­tas de la muer­te, que Víc­tor Vidal ela­bo­ra con el arroz Barón de Molino Roca. Los cala­ma­res de Levan­te son de otro pla­ne­ta (tie­nen secre­to ances­tral en el rebo­za­do), así como el hum­mus de garro­fó o las cro­que­tas del mis­mo “putxe­ro”. Ade­más, ofre­cen la posi­bi­li­dad de asis­tir a un taller de pae­lla, para vivir una jor­na­da expe­rien­cial de la mano de la fami­lia Vidal, que cre­ce en gene­ra­cio­nes, pero todas ellas cen­tra­das en hacer de su casa un emble­ma.

LA GRANJA

Pae­lla de rape, alca­cho­fas y rebo­llo­nes.

  • SUECA. Camí Vell de Culle­ra, 40

  • 961 710 143

  • Abre de lunes a sába­do de 8 a 18 horas (almuer­zos y comi­das). Cie­rra: Domin­go.

  • Pre­cio medio por per­so­na: 35 €. Tie­nen menús.

En la loca­li­dad de Sue­ca, una de las cunas del Arroz de Valen­cia, se ubi­ca La Gran­ja, un res­tau­ran­te fami­liar con un amplio y lumi­no­so salón, con un reser­va­do para oca­sio­nes espe­cia­les. Abre a almuer­zos, con tam­bién un reci­tal de gui­sos y ela­bo­ra­cio­nes típi­cas de la huer­ta sue­ca­na. Pero si algo dis­tin­gue a La Gran­ja es tener la car­ta más exten­sa de arro­ces que conoz­co, con nada más que 63 rece­tas dis­po­ni­bles, entre secos, melo­sos, cal­do­sos y al horno, todas ellas obra del maes­tro Adol­fo Cuque­re­lla. Ena­mo­ra­do del cul­ti­vo de arroz, Adol­fo lo ha estu­dia­do al deta­lle para mane­jar y tra­ba­jar cada varie­dad según sus espe­ci­fi­ci­da­des, varian­do entre el J.Sendra, Bahía, Albu­fe­ra y Maris­ma según requie­ra cada ela­bo­ra­ción.

Dis­cí­pu­lo del gran Sal­va­dor Gas­có, bebe del terri­to­rio con el mejor pro­duc­to, que es capaz de inte­grar en el arroz con el obje­ti­vo de ensal­zar el cereal, que no acom­pa­ña, sino que se inte­gra y se con­vier­te en ingre­dien­te prin­ci­pal. La autén­ti­ca pae­lla de Sue­ca es por supues­to su emble­ma, ade­más es ase­sor gas­tro­nó­mi­co del Con­cur­so Inter­na­cio­nal de su loca­li­dad. Arro­ces negros, a ban­da, de ver­du­ras, de pul­po, arroz rojo de cara­bi­ne­ros, de boga­van­te, de ven­tres­ca de atún y alca­cho­fas, de coco­chas de mer­lu­za o de rape, alca­cho­fa y rebo­llo­nes (en tem­po­ra­da)… es un maes­tro de los cal­do­sos, don­de des­ta­ca por sin­gu­lar el de ranas y ver­du­ras o el arroz al horno de angui­la.

Adol­fo con­si­gue sacar a la mesa una pae­lla con dos arro­ces dife­ren­tes (a mita­des) para rea­li­zar degus­ta­ción, lo cual es un rega­lo para inde­ci­sos. Ade­más de los arro­ces, la Gran­ja tie­ne una gran can­ti­dad de tapas ela­bo­ra­das, pes­ca­dos fres­cos y car­nes. Adol­fo es tam­bién un habi­tual en for­ma­cio­nes, con­gre­sos o ase­so­ra­mien­tos, pues el arroz está de moda en todo el país, pero es nece­sa­rio apren­der de los mejo­res para domi­nar­lo. La Gran­ja cría cul­tu­ra del arroz y Adol­fo es el mejor gran­je­ro.

EL RACÓ

Pae­lla de sepia y cala­ba­za.

  • MELIANA. Glò­ries Valen­cia­nes, 4

  • 961 496 173

  • Abre de mar­tes a domin­go de 9 a 18 horas. Cie­rra: Lunes.

  • Pre­cio medio por per­so­na: 35 €. Tie­nen menús.

Javi y Paco son la segun­da gene­ra­ción en este res­tau­ran­te que nació sien­do un bar en la loca­li­dad de Melia­na. Man­tie­nen la tra­di­ción del almuer­zo valen­ciano, con las míti­cas pata­que­tas (ración de pan en for­ma de riñón que cada vez es más difí­cil de encon­trar por la extin­ción de los hor­nos arte­sa­nos), con un sur­ti­do del mejor pro­duc­to de la huer­ta.

En los últi­mos años, El Racó ha gana­do en pres­ti­gio por con­se­guir impor­tan­tes posi­cio­nes en con­cur­sos pro­fe­sio­na­les como el Inter­na­cio­nal de Pae­lla de Sue­ca, Arròs alli­pe­brat, Con­cur­so de Alli­pe­bre del Pal­mar, la fideuà de Gan­día o la Pae­lla de Culle­ra. La expe­rien­cia y el prue­­ba-error ha con­ver­ti­do a Paco Gimeno en un arro­ce­ro hecho a sí mis­mo que nun­ca se ha des­via­do del camino de la tra­di­ción. Tan­to es así, que los her­ma­nos Gimeno han impul­sa­do la con­ser­va­ción de una de las rece­tas más emble­má­ti­ca de l’horta, como es la Pae­lla de Fet­ge de Bou (híga­do de toro) que se encuen­tra en ries­go de extin­ción tal vez por las modas anti cas­que­ría, la fal­ta de pro­vee­do­res y la nece­si­dad de una peri­cia y tiem­po para coci­nar­la. Y ello no sólo lo han con­se­gui­do man­te­nién­do­la en su car­ta (bajo reser­va), o poten­cian­do su degus­ta­ción en even­tos y con­gre­sos gas­tro­nó­mi­cos, sino crean­do el Con­cur­so Pro­fe­sio­nal de Pae­lla de Fet­ge de Bou de Melia­na que ya acu­mu­la cua­tro edi­cio­nes con éxi­to de par­ti­ci­pa­ción.

La pae­lla valen­cia­na de Paco es impe­ca­ble, equi­li­bra­da, con cara­co­les o alca­cho­fa en tem­po­ra­da, y con el pun­to de soca­rrat per­fec­to. Nada des­pre­cia­ble el Arròs del Sen­yo­ret, la Pae­lla de Maris­co, el Arroz negro con gam­bas pela­das, el de pun­ti­lla y aje­tes o de sepia y cala­ba­za (bajo reser­va). Los melo­sos y cal­do­sos de El Racó tam­bién son un moti­vo para repe­tir, y los entran­tes de pro­duc­ta­zo como los ferre­ros de mor­ci­lla, las cro­que­tas de alca­cho­fa (en tem­po­ra­da) o el all i pebre de angui­la, son mar­ca de la casa. El ser­vi­cio es agra­da­ble y pro­fe­sio­nal con una bode­ga muy cui­da­da.

CASA CHIVA

El arroz del Sen­yo­ret de Casa Chi­va.

  • EL PERELLÓ. Plaça de Mallor­ca, 29

  • 961 770 018

  • Abre de mar­tes a domin­go de 13:30 a 16 horas y de 21 a 00:30 horas. Cie­rra: Lunes.

  • Pre­cio medio por per­so­na: 40 €

Casa Chi­va es un imper­di­ble en la Pla­ya de El Pere­lló. Con más de 50 años de tra­yec­to­ria, lo que fue­ra un chi­rin­gui­to ha dado paso a un res­tau­ran­te de man­tel pero sin per­der la esen­cia de la sen­ci­llez de la coci­na medi­te­rrá­nea, el  ser­vi­cio cer­cano y el bulli­cio típi­co del verano. Con vis­tas a la pla­ya, ade­más de un menú don­de no fal­ta la ensa­la­da del Toma­te de El Pere­lló, la sepia se coci­na a la plan­cha en su pun­to per­fec­to, y el maris­co, como la ciga­la y la quis­qui­lla es una mara­vi­lla por su cali­dad y fres­cu­ra.

Impre­sio­nan­tes las telli­nas y clo­chi­na valen­cia­na. La pae­lla valen­cia­na es de manual: correc­ta, sabro­sa. Aho­ra bien, la pae­lla más emble­má­ti­ca, rese­ña­ble y míti­ca de Casa Chi­va, la que no se pue­de per­der, es la de Arroz del Sen­yo­ret. Con una ñora en el cen­tro y una uni­for­mi­dad visual en la que los gra­nos del arroz camu­flan los tro­ci­tos de cola de gam­ba, sepia y rape, lo más sor­pren­den­te es el sabor del fon­do y la tex­tu­ra un pun­to melo­so del arroz, que cubre la pae­lla pero en un espe­sor muy raso. Samuel y Nati Fer­nán­dez no aban­do­nan Casa Chi­va pese a más de 50 años en su salas y coci­na, pero han abier­to la puer­ta a la siguien­te gene­ra­ción, que está con­ven­ci­da de man­te­ner su esen­cia. La sala es amplia y la terra­za des­co­mu­nal.

ORÍGENS

Pae­lla valen­cia­na tra­di­cio­nal.

  • LA POBLA DE VALLBONA. Barrio San José 13

  • 601 540 600

  • Abre de miér­co­les a domin­go de 13:30 a 16 horas. Vier­nes y sába­do de 20:30 a 23:30 horas. Cie­rra: Lunes y mar­tes.

  • Pre­cio medio por per­so­na: 40 €

Orí­gens es un res­tau­ran­te joven, como sus crea­do­res. Pese a dedi­car­se a otro sec­tor, a Gerard Pons le picó el gusa­ni­llo de la hos­te­le­ría e invir­tió en un pro­yec­to gas­tro­nó­mi­co de cali­dad sin mover­se de su comar­ca. Reclu­tó a jóve­nes talen­tos for­ma­dos en escue­las y roda­dos en gran­des res­tau­ran­tes para apos­tar por la can­te­ra y for­jar una siguien­te gene­ra­ción, dán­do­les la opor­tu­ni­dad de crear. Actual­men­te, la coci­na la capi­ta­nea el joven pero sobra­da­men­te pre­pa­ra­do David Vale­ra.

Así pues, en Orí­gens no fal­ta la tra­di­cio­nal coci­na valen­cia­na, pero con un toque de van­guar­dia estu­dia­do y equi­li­bra­do. Ade­más de fan­tás­ti­cos y ase­qui­bles menús de medio­día y degus­ta­ción con ori­gi­na­les ela­bo­ra­cio­nes como la pan­ce­ta con sal­sa tár­ta­ra, pra­li­né de cacahue­te, con fer­men­ta­da y brio­che eco­ló­gi­co; o el tué­tano a la lla­ma con magret de pato a la sal, los arro­ces son uno de los pla­tos más des­ta­ca­dos.

La Pae­lla Valen­cia­na no se toca, así que repro­du­cen la rece­ta tra­di­cio­nal des­de la visión más orto­do­xa, y se nota. Un Sen­yo­ret o un arroz de Secre­to Ibé­ri­co, tri­gue­ros y trom­pe­tas de la muer­te es una apues­ta segu­ra, como los arro­ces de maris­co como el de Boga­van­te, can­gre­jo azul o cala­ma­res y aje­tes son tam­bién una opción para “rice lovers”. En su des­pen­sa son fie­les a Arroz La Per­la, en su varie­dad Albu­fe­ra. El poten­cial de Orí­gens es expo­nen­cial. Hay ganas, sacri­fi­cio, for­ma­ción y voca­ción, y hay que apo­yar­lo. La visi­ta a Orí­gens es obli­ga­da para tomar la tem­pe­ra­tu­ra al talen­to valen­ciano y sabo­rear el éxi­to del futu­ro de nues­tra gas­tro­no­mía.

LA GARROFERA

Mario coci­na pae­llas a leña en La Garro­fe­ra.

  • SERRA. Av. Umbría, 3

  • 961 688 370

  • Abre sába­dos, domin­gos y fes­ti­vos. Almuer­zos y comi­das.

  • Pre­cio medio por per­so­na: 35 €

Lo que arran­ca­ra como un meren­de­ro en la loca­li­dad rural de Serra, en ple­na Sie­rra Cal­de­ro­na, se ha con­ver­ti­do en una de las sedes de la pae­lla valen­cia­na a leña. En un ambien­te sen­ci­llo, fami­liar y aco­ge­dor, es una para­da ideal en una jor­na­da de natu­ra­le­za, depor­te o ocio en fami­lia. Des­de bue­na maña­na, es refu­gio de ciclis­tas para el tra­di­cio­nal “esmor­za­ret”, que cata­lo­gan como tem­plo. Pero a medio­día, la pae­lla valen­cia­na es la rei­na en la mesa. De hecho, Mario Rome­ro, el arro­ce­ro de esta casa, ha sido reco­no­ci­do en mul­ti­tud de con­cur­sos pro­fe­sio­na­les, nacio­na­les e inter­na­cio­na­les, osten­tan­do la cuar­ta posi­ción mun­dial de pae­lla valen­cia­na del Con­curs Inter­na­cio­nal de Pae­lla de Sue­ca.

En tan­das de 12 pae­llas a la vez por turno, Mario es un exper­to del fue­go y el con­trol del pun­to del arroz, que ase­gu­ra la regu­la­ri­dad en cada visi­ta. Con alca­cho­fa o cara­co­les si es tem­po­ra­da, en la Garro­fe­ra tam­bién hay entran­tes y pla­tos de car­ne a la bra­sa con lo mejor de la des­pen­sa medi­te­rrá­nea. Muy des­ta­ca­bles las chu­le­tas de lechal o el cone­jo a la bra­sa. La Garro­fe­ra es la sen­ci­llez, el tra­to cer­cano y la gas­tro­no­mía más tra­di­cio­nal valen­cia­na, lo que supo­ne una expe­rien­cia fan­tás­ti­ca para cual­quier públi­co.

EL MOSAIC

Pae­lla de sepia y cala­mar.

  • MELIANA. Pl. Noya, 12

  • 644 127 371

  • Abre de mar­tes a sába­do de 13 a 24 horas. Domin­go sólo hora­rio de comi­da. Lunes cerra­do.

  • Pre­cio medio por per­so­na: 40 €

El Mosaic es otro de los jóve­nes pro­yec­tos empren­di­dos en los últi­mos tiem­pos, con la valen­tía y el saber hacer de pro­fe­sio­na­les for­ma­dos. Mar­tín a los fogo­nes y Angie en sala, la Pla­za Nolla de Melia­na (a esca­sos metros de la para­da de metro) se con­vier­te en una sede gas­tro­nó­mi­ca de la huer­ta para cual­quier día de la sema­na. En hora­rio de comi­das y cenas, con una coci­na de pro­duc­to y toques de van­guar­dia.

En el últi­mo año Mar­tín y Angie han apos­ta­do por cre­cer y han readap­ta­do su coci­na para poder ofre­cer más refe­ren­cias de arro­ces. Por supues­to, la pae­lla tra­di­cio­nal valen­cia­na es uno de sus fuer­tes, jun­to con el Sen­yo­ret o la de Fet­ge de Bou (osten­tan el 3er pre­mio en el con­cur­so local), pero no des­car­ta los arro­ces crea­ti­vos como el de chu­le­tón, el de secre­to ibé­ri­co con alca­cho­fas bra­sea­das o de pato con bole­tus y foie, todos ellos por encar­go.

Uno de los arro­ces que más me ha sor­pren­di­do en los últi­mos tiem­pos, por su sabor, tex­tu­ra, pun­to, es el de cala­mar, sepia de pla­ya y tri­gue­ros. Los arro­ces crea­ti­vos de Mar­tín son rasos, con mucha poten­cia de sabor por unos fon­dos con­tun­den­tes y el arroz Barón de Molino Roca como part­ner. No fal­ta el soca­rrat, que es más un cara­me­li­za­do del cal­do de los que se pega a la cucha­ra. Deli­cio­so. Las beren­je­nas a la lla­ma con feta, los hue­vos a 65º con par­me­tie­re de pata­ta, las bra­vas Palauet o el torren­zo o la ore­ja de marrano son tapas fan­tás­ti­cas para com­ple­men­tar la expe­rien­cia. No fal­tan las refe­ren­cias inter­na­cio­na­les como una deli­cio­sa cau­sa lime­ña o el pro­duc­to de mar, como la cló­chi­na o la telli­na en tem­po­ra­da. Hay opcio­nes vega­nas y menú infan­til. Un tra­to muy pro­fe­sio­nal pero cer­cano hacen del Mosaic un res­tau­ran­te de día a día.

CASA ROCHER

Arroz negro.

  • CULLERA. Ctra. Naza­­ret-Oli­­va 18. 46408 Mareny de Sant Llo­re­nç

  • 961 760 173

  • Abre lunes, miér­co­les, jue­ves, vier­nes, sába­do y domin­go de 13 a 16 horas. Cie­rra: Mar­tes.

  • Pre­cio medio: 40 €

Paco Rocher es un maes­tro arro­ce­ro de los com­pro­me­ti­dos y acti­vos. Miem­bro del Club de Pro­duc­to “Arte­sa­nos del Arroz” de Culle­ra, Paco no duda en reco­rrer el mun­do con la Cul­tu­ra del Arroz como ban­de­ra. Casa Rocher es eso: una casa. Arran­ca­ron las obras en 1957 los abue­los y padres de Paco, en una épo­ca en la que el Mareny comen­za­ba a cons­truir­se y era nece­sa­ria una casa de almuer­zos y comi­das. Tres gene­ra­cio­nes des­pués, Casa Rocher está con­so­li­da­do en la zona como un refe­ren­te de cali­dad en coci­na tra­di­cio­nal. Paco capi­ta­nea la coci­na de la mano de May­te y Ana Rocher, man­te­nien­do el carác­ter fami­liar del nego­cio.

Una gran inver­sión en los últi­mos años ha adap­ta­do los espa­cios y ha faci­li­ta­do un par­king que es un des­aho­go sobre­to­do en tem­po­ra­da alta. Esga­rraet, cló­chi­nas, cala­mar a la roma­na, ensa­la­di­lla…, dan paso a los pla­tos prin­ci­pa­les, mayo­ri­ta­ria­men­te arro­ces, pero curio­sa­men­te sin con­tar con la tra­di­cio­nal pae­lla valen­cia­na. Rocher es un maes­tro del Sen­yo­ret, del arroz negro con rape y chi­pi­ro­nes, de pato des­hue­sa­do con ver­du­ras o de pollo con setas y ver­du­ras. La fideuà de sen­yo­ret con fideo fino (cali­bre 0) es tam­bién una deli­cia, y la ins­pi­ra­ción le lle­va a nue­vos arro­ces y fideos según tem­po­ra­da, como el de chi­pi­ro­nes con habas. Espe­cia­li­da­des como el all i pebre, la cal­de­re­ta de lan­gos­ta o la espar­den­ya son moti­vos para repe­tir otro día de esos que no ape­te­ce arroz…

Y has­ta aquí la pri­me­ra lis­ta de top res­tau­ran­tes don­de comer buen arroz fue­ra de la ciu­dad, que segu­ro irá cre­cien­do con nue­vas pro­pues­tas, ideas y curio­si­da­des.

A saber: todos los loca­les refe­ren­cia­dos en este artícu­lo requie­ren pre­via reser­va.

Un con­se­jo: las pae­llas valen­cia­nas de ver­dad ver­da­de­ra siem­pre se reser­van con ante­rio­ri­dad, pues una de las cla­ves es la pacien­cia y míni­mo nece­si­tan 90 minu­tos para ela­bo­rar­se. Si te la ofre­cen sin reser­va, duran­te el ser­vi­cio, es posi­ble que ten­gan tru­co…

¡Compartir es vivir!

Suscríbete al boletín

Noti­cias, crí­ti­cas de res­tau­ran­tes, catas de vinos y acei­tes, etc.