Daikichi Beach, de Alicante

Meng Qi, pro­pie­ta­rio de los Dai­ki­chis.

Horas de dedicación y milenios de sabiduría en la cocina de Narumi

Ánge­les Ruiz

Fue ganar el cam­peo­na­to de sushi para coci­ne­ros pro­fe­sio­na­les Ita­mae, y el res­tau­ran­te Dai­ki­chi Beach de la pla­ya de San Juan, col­gó el car­tel de com­ple­to a dia­rio. El chef nipón Masa­yu­ki Naru­mi se alzó con el pri­mer pre­mio del con­cur­so orga­ni­za­do por la empre­sa Bal­fe­gó, espe­cia­li­za­da en pes­ca y acui­cul­tu­ra del atún rojo, cele­bra­do en Madrid el año pasa­do.

Se bus­ca­ba el mejor sushi­man de Espa­ña y Naru­mi lo logró con resul­ta­dos excep­cio­na­les. Seis de los sie­te jue­ces, algu­nos de ellos repre­sen­tan­tes de varios res­tau­ran­tes japo­ne­ses con estre­lla Miche­lin, le die­ron la máxi­ma pun­tua­ción. Caye­ron ren­di­dos ante su jar­dín zen, sus makis y su sur­ti­do de nigi­ris ins­pi­ra­do en el famo­so dibu­jo japo­nés de la ola ante el mon­te Fuji y la mar de Ali­can­te.

El pro­pie­ta­rio del res­tau­ran­te Dai­ki­chi, Meng Qi, no pue­de estar más con­ten­to. Este empre­sa­rio, de ori­gen chino, dedi­ca­do a la indus­tria del már­mol en Novel­da y due­ño tam­bién de otro res­tau­ran­te del mis­mo nom­bre en el cen­tro de Ali­can­te, nos cuen­ta que fichó a Naru­mi cuan­do éste, tras su paso por Nue­va York había obte­ni­do una estre­lla Miche­lin en Tai­péi (Tai­wán) y tenía ofer­tas sobre la mesa para ejer­cer en París, en Ita­lia y en Madrid. Él logró con­ven­cer­le de las bon­da­des y cali­dad de vida de Ali­can­te y lo ganó para “la terre­ta”.

Masa­yu­ki Naru­mi, mejor sushi­man de Espa­ña.

Des­de enton­ces han veni­do per­fi­lan­do la ofer­ta de Dai­ki­chi Beach has­ta que ha que­da­do defi­ni­da con un menú degus­ta­ción (70 €) basa­do en la coci­na Kai­se­ki, alta coci­na japo­ne­sa. Muy dife­ren­te al Dai­ki­chi del cen­tro de Ali­can­te que ya ha cum­pli­do diez años y Meng Qi defi­ne como “coci­na calle­je­ra y más casual”.

En Dai­ki­chi Beach, Naru­mi uti­li­za sus cono­ci­mien­tos sobre las téc­ni­cas de coci­na del país del sol nacien­te, incor­po­ran­do a ella pro­duc­tos loca­les como pes­ca­dos y ver­du­ras, para lograr una fusión entre las dos cul­tu­ras culi­na­rias.

Hay que ren­dir­se al Oma­ka­se, nom­bre de su menú, que vie­ne a sig­ni­fi­car poner­se en las manos del chef. Y así lo hici­mos, des­cu­brien­do pro­duc­tos y téc­ni­cas que nun­ca antes había­mos vis­to, como la mane­ra que tie­ne el chef de madu­rar sus pes­ca­dos, sus ahu­ma­dos, su gela­ti­na Konn­ya­ku , el encur­ti­do de beren­je­na y nabo. Tam­bién su mace­ra­do de nuez y pepino con angui­lla ahu­ma­da, su sal­sa mirin con azú­car moreno y soja, su pes­to de alga nori y wasa­bi, o su tofu fri­to. Nun­ca nos gus­tó el tofu y éste que­da tur­gen­te y tos­ta­do.

Cre­ma de maíz con tofu fri­to.

Tam­bién com­pro­ba­mos como el ojo del comen­sal, sen­ta­do detrás de la barra, sólo per­ci­be una peque­ña par­te de lo que suce­de. Por­que la otra par­te ocu­rre entre bam­ba­li­nas: la con­ser­va­ción de los ali­men­tos y su coci­na­do pre­vio no se mues­tran al clien­te. Tam­po­co se ve el pro­ce­so de selec­ción del pro­duc­to, como por ejem­plo el lomo de wag­yu, car­ne de vacuno mar­mo­lea­da y de sua­ve tex­tu­ra, que se impor­ta des­de Miya­za­ki, des­tino gana­dor del Con­cur­so Nacio­nal de Expo­si­ción de Wag­yu que se cele­bra cada cin­co años y es un indi­ca­dor de alta cali­dad.

Lomo de wag­yu, pro­ce­den­te de Miya­za­ki.

Hay horas de dedi­ca­ción y mile­nios de sabi­du­ría gas­tro­nó­mi­ca en la coci­na de Naru­mi.

La car­ta inclu­ye intere­san­tes refe­ren­cias de Nihonshu, sake japo­nés ela­bo­ra­do a par­tir de arroz fer­men­ta­do. La car­ta des­cri­be deta­lla­da­men­te el tipo de saque que se ha obte­ni­do depen­dien­do del puli­do del arroz y de su fer­men­ta­ción.

Ura­ma­ki de angui­la.

Sin embar­go, nece­si­tan urgen­te­men­te mejo­rar el ser­vi­cio de vinos (8 blan­cos, 5 tin­tos Rio­ja y Ribe­ra, sólo uno de Ali­can­te; dos cavas y dos cham­pag­nes) situa­do a años luz de la deli­ca­de­za de la pro­pues­ta gas­tro.

Últi­ma visi­ta 21/04/2024


GALERÍA deta­lla­da:

¡Compartir es vivir!

Suscríbete al boletín

Noti­cias, crí­ti­cas de res­tau­ran­tes, catas de vinos y acei­tes, etc.