Copas para Hostelería con distinción

En Muñoz Bosch cuen­tan con una amplia varie­dad de copas de uso pro­fe­sio­nal para res­tau­ran­tes, hote­les y cate­rings. En su amplio catá­lo­go es posi­ble encon­trar una gran varie­dad de ellas.

Antes de nada, hay que saber que el tama­ño y for­ma de las copas tie­ne una fun­ción deter­mi­na­da, ya que exis­te una copa para cada tipo de bebi­da. Las copas y el res­to de las pie­zas de una cris­ta­le­ría indi­can las bebi­das que se van a ser­vir a lo lar­go de una comi­da.

Tipos de copas

  • Copas de agua: Se tra­ta de copas de gran tama­ño que se uti­li­zan para tomar agua y zumo. Un bási­co en cual­quier nego­cio de res­tau­ra­ción.
  • Copas de cham­pag­ne: Es una copa alta, de cuer­po lar­go y aflau­ta­do y cor­ta de pie. Su obje­ti­vo es rete­ner las bur­bu­jas.
  • Copas bor­go­ña: Esta copa tie­ne mucho más diá­me­tro, una boca más ancha y un balón más volu­mi­no­so.
  • Copas bur­deos: Se tra­ta de una copa alta pero no muy cerra­da por la boca. Es la copa más uti­li­za­da por su ver­sa­ti­li­dad, ya que se adap­ta muy bien a todo tipo de vinos.
  • Copas de vino tin­to: Es una copa ancha con una gran cavi­dad abom­ba­da. Anti­gua­men­te, eran más peque­ñas que las copas de agua, pero aho­ra se empie­za a impo­ner una gran copa.
  • Copas de vino blan­co: Es una copa un poco más peque­ña y estre­cha que la copa de vino tin­to.

Las copas para hos­te­le­ría que nun­ca deben fal­tar en una mesa son la copa de agua, la copa de vino tin­to y la copa de vino blan­co. El res­to de las copas las pode­mos aña­dir en fun­ción de las bebi­das que se vayan a con­su­mir.

En la sec­ción de cris­ta­le­ría de Muñoz Bosch, pro­vee­do­res espe­cia­lis­tas en el sec­tor de la hos­te­le­ría, se pue­den encon­trar una gran varie­dad de copas de agua, copas de cham­pag­ne, copas bor­go­ña, copas bur­deos, copas de vino tin­to y copas de vino blan­co.

¡Compartir es vivir!

Suscríbete al boletín

Noti­cias, crí­ti­cas de res­tau­ran­tes, catas de vinos y acei­tes, etc.