El Ventorro crea su propia línea de conservas premium

Anna Recatalà

¿Quién no conoce el restaurante El Ventorro? Todos los amantes de la cocina casera que han paseado por las céntricas y estrechas calles entre La Paz y Barcas han visitado este característico lugar en alguna ocasión. Desde luego no atraidos por la fachada -que mantiene el mismo estilo valenciano que el resto de casas de la zona-, ni por un grandioso cartel que invite a traspasar su umbral, sino por la fama, la calidad y el buen hacer de la comida que se sirve en su interior. 

Al restaurante El Ventorro no le hace falta presentación y a quien lo regenta tampoco, Alfredo Romero, nieto de los fundadores y encargado del local desde finales de los años 90. Una persona amable, trabajadora y con gran espiritu emprendedor que combina el servicio en el restaurante con otros negocios: es propietario de algunos salones, distribuidor de vinos y, desde la pandemia, tiene su propia linea de conservas y envasados al vacío. 

«La hostelería requiere muchas horas y desde hace unos años solo trabajo de lunes a viernes hasta mediodía. Me deshice de las noches y del fin de semana para poder conciliar, y entonces, al tener un poco más de tiempo, me he dedicado a las conservas, las de toda la vida. He podido patentar mi propia marca, El Ventorro, y por ahora he lanzado al mercado cuatro productos gourmet: anchoas de CastroUrdiales, bonito de Santoña, sardinilla y mejillón de Galicia», explica Alfredo. 

El Ventorro Gourmet es una linea de envasados limitada, de producción corta y que el propio Alfredo quiere distribuir en el extranjero. En cambio, su otra línea, King John, es más generalista y de distribución al por mayor, pero mantiene los mismos estándares de calidad. Destaca la caballa de Dinamarca, la piña en conserva así como los chipirones de Indonesia. 

Sardinillas en aceite de oliva elaboradas con la receta tradicional de El Ventorro Gourmet.

«Lo gourmet lo dejé un poco de lado para centrarme en esto. Ahora que el proyecto ya ha cogido camino, estoy volviendo. Puedo decir que hace veinticinco días terminé definitivamente los cuatro productos de la marca El Ventorro, que se van a vender con un diseño elaborado por Nacho Lavernia. Ahora tengo que pensar en dos o tres productos más para ver si salen de aquí a ocho o nueve meses», confiesa el emprendedor. 

El futuro de Alfredo Romero va más allá de ser el propietario de un destino culinario de renombre y por eso, su principal objetivo consiste en seguir asentando el nuevo negocio, crecer y que el nombre El Ventorro traspase fronteras, siempre con la excelencia como bandera.

Puedes comprar y consumir las conservas El Ventorro Gourmet en el propio restaurante El Ventorro.

Ubicación: Calle Bonaire, 8  46003 Valencia. Junto al eje de Calle la Paz.

Horario: de lunes a viernes de 13:00 a 17:00 h

Reservas: únicamente de forma telefónica a través del 963 527 401

Escucha la entrevista completa a Alfredo Romero:

Suscríbete al boletín

Noticias, críticas de restaurantes, catas de vinos y aceites, etc.