Uvas ancestrales que escriben el futuro de Valencia

Arco, Man­dó, Boni­cai­re, Monas­trell, For­ca­llat, Ver­dil, Mal­va­sía y Maca­beo son las uvas que han copa­do todo el pro­ta­go­nis­mo en la jor­na­da eno-cul­­tu­­ral orga­ni­za­da por la Deno­mi­na­ción de Ori­gen Vinos de Valen­cia. El obje­ti­vo era dar a cono­cer a los prin­ci­pa­les agen­tes de comu­ni­ca­ción de la Comu­ni­dad Valen­cia­na los vinos mejor pun­tua­dos por Robert Par­ker.

Casa Los Frai­les, en Fon­ta­nars dels Alfo­rins aco­gía la pre­sen­ta­ción de los Vinos con Deno­mi­na­ción de Ori­gen Valen­cia mejor pun­tua­dos por la pres­ti­gio­sa publi­ca­ción The Wine Advo­ca­te.

Los 59 vinos pre­mia­dos con más de 90 pun­tos y los once pro­yec­tos viti­vi­ní­co­las que se escon­den tras estas pun­tua­cio­nes bien mere­cían un espa­cio en el que poder expre­sar­se y dar­se a cono­cer. El foro era idó­neo, pues solo se apre­cia lo que se cono­ce y solo se cono­ce lo que se cuen­ta, por lo que la labor de los medios de comu­ni­ca­ción es fun­da­men­tal. Tal y como seña­la­ba Miguel Veláz­quez, de Casa los Frai­les “nada tie­ne valor sin su his­to­ria”. Moti­vo por el que agra­de­cía a Pablo Cala­ta­yud (Celler del Rou­re) haber abier­to las puer­tas del terri­to­rio a tan acla­ma­da publi­ca­ción.

Mues­tra de vinos.

Los vinos pre­sen­ta­dos son fru­to de un tra­ba­jo de auto­co­no­ci­mien­to y reco­no­ci­mien­to. Un tra­ba­jo que ini­cia­ba Daniel Bel­da con su apues­ta por el embo­te­lla­do de vinos de cali­dad en la zona dels Alfo­rins. Se tra­ta­ba de poner en valor varie­da­des de uva que habían sido denos­ta­das en pro de otras mucho más reco­no­ci­das o pro­duc­ti­vas, dan­do lugar a un per­fil de vino medi­te­rrá­neo mucho más fres­co que nos tras­la­da a su ori­gen y que defi­ne la iden­ti­dad y esti­lo de la Deno­mi­na­ción de Ori­gen Valen­cia. De hecho, son los vinos ela­bo­ra­dos con varie­da­des loca­les como las tin­tas For­ca­llat, Man­dó, Boni­cai­re y Arcos o las blan­cas Ver­dil, Maca­beo o Mal­va­sía, los que han reci­bi­do las mejo­res notas de esta publi­ca­ción.

Las pun­tua­cio­nes Par­ker nos dan “un moti­vo más  para creer en nues­tros vinos” tal y como resal­ta­ba el pre­si­den­te de la DO Valen­cia, Sal­va­dor Man­jón. Y “con­ti­nuar tra­ba­jan­do en defi­nir, valo­ri­zar y comu­ni­car el que es el prin­ci­pal valor de una Deno­mi­na­ción de Ori­gen, su iden­ti­dad terri­to­rial y su tipi­ci­dad”.

Sal­va­dor Man­jón, pre­si­den­te de la DO Valen­cia.

Las ocho bode­gas pre­mia­das no sólo han expues­to un pro­yec­to viti­vi­ní­co­la, sino una for­ma de enten­der el vino que asien­ta sus bases  en la defen­sa de un terri­to­rio, un pai­sa­je y una tie­rra, algo que se mate­ria­li­za entre otras cosas en la recu­pe­ra­ción de varie­da­des loca­les que dan lugar a vinos sin­gu­la­res, autén­ti­cos y que con su degus­ta­ción, nos tras­la­dan al terri­to­rio en el que han sido ela­bo­ra­dos, con­tán­do­nos su his­to­ria.

Des­de los pro­yec­tos más jóve­nes, como el de Can Lean­dro, Rafael Cam­bra o Fil·loxera & CIA, has­ta los pro­yec­tos de mayor reco­rri­do como Casa Los Frai­les, Celler del Rou­re, Los Pinos o Bode­ga El Angos­to, pasan­do por el pro­yec­to coope­ra­ti­vo de La Viña (de Ane­co­op Bode­gas), todos cen­tran sus esfuer­zos en mirar res­pe­tuo­sa­men­te al pasa­do para dar auten­ti­ci­dad y valor a sus vinos. Y para que esto ocu­rra, tal y como seña­la­ba Jor­ge Caus, de Coope­ra­ti­va La Viña “es fun­da­men­tal retri­buir al viti­cul­tor su esfuer­zo y tra­ba­jo, que el valor lle­gue al socio”.

Ambien­te duran­te la pre­sen­ta­ción.

Pare­ce que el vino valen­ciano se ha pues­to de moda pero su triun­fo no es casual, ni se debe a que siga nin­gu­na ten­den­cia. Tal y como seña­la­ba Rafa Cam­bra: “no esta­mos hacien­do vinos nue­vos, sino más reales, esta­mos vol­vien­do a lo que éra­mos” al ori­gen, ponien­do en valor lo que nun­ca se debe­ría haber per­di­do, algo que tam­bién resal­ta­ba Gabriel San­chís de Can Lean­dro, quien jun­to a su her­mano Alber­to lucha por vol­ver a ver el pai­sa­je Ontin­yen­tí reple­to de unos viñe­dos que, curio­sa­men­te, ellos mis­mos ayu­da­ron a arran­car.

¡Compartir es vivir!

Suscríbete al boletín

Noti­cias, crí­ti­cas de res­tau­ran­tes, catas de vinos y acei­tes, etc.