Ukiyo

Andrea Díaz García. Ukiyo.

  • Alicante
  • Mercado Central de Alicante. Puesto 360.

    c/ Alfonso el Sabio, 10

  • Reservas a través de la web:

    www.ukiyo360.com

    @ukiyorawbar

  • Abre de martes a sábado al mediodía. Cierra por la noche.

Raw bar y cositas

Ángeles Ruiz / ALICANTE

Ukiyo es un raw bar (barra/mostrador donde se sirven mariscos o pescados crudos). Según su propietaria, Andrea Díaz García, el nombre del local, Ukiyo viene a significar “disfrutar del momento y olvidarse de los lazos del pasado”. Y bien que los ocho clientes que se sientan todos los días en uno de sus taburetes alcanzan ese sueño. Aunque el ambiente es el propio del Mercado Central de Alicante: colorido, ambientado, ruidoso, con mucha vida… el comensal consigue lograr la comunión con los alimentos que aquí se sirven, entrar en trance gastronómico y escapar de todo movimiento externo.

Como es de esperar, el producto es fresco. Andrea compra exactamente lo que va a consumir cada día, cuenta con la ventaja de saber cuántos comensales va a tener y con tener el producto de primera, literalmente a la vuelta de la esquina. En poco más de un año, esta chef, alumna de uno de los mejores, ya que estuvo siete años trabajando en el Kabuki Wellington con Ricardo Sanz, ha convertido este pequeño  local en uno de los mejores de cocina japonesa en Alicante.

Los platos son sutiles, delicados, gustosos. Aportan fusión y creatividad. Se preparan al momento ante cliente. Lo mejor es dejarse aconsejar por Andrea, que le dará a la comida un orden palatal lógico y armónico. Para empezar, va bien una ostra aliñada con leche de tigre y ponzu, o un tartar de calamar que viene sobre hoja tempurizada. Seguiremos con el taco de anguila ahumada en hoja de sisho, y la carcasa de dorada Madai, que no es más que el pescado en sashimi que se presenta cortado en delicadas piezas servidas dentro de la propia espina. Todos los platos aportan originalidad y frescura. También son recomendables los nigiris (de toro, gamba blanca al ajillo, anguila, vieira, steak tartar de wagyu). Para terminar procede una carrillera en teriyaki.

La vajilla está diseñada para su cocina, y se ajusta perfectamente a cada preparación. Disponen de sake y de cervezas japonesas. La carta de vino es escueta pero cada una de las referencias está bien seleccionada y aporta originalidad. Son poco conocidas.

Dado lo ajustado del espacio es absolutamente necesario reservar y con bastante anticipación. Debe hacerse a través de la web. No tienen teléfono de reserva. Próximamente abrirá otro local en la misma planta del mercado.

Última visita 5/7/ 2023

Suscríbete al boletín

Noticias, críticas de restaurantes, catas de vinos y aceites, etc.