Vuelve la ruta del Paquito a la ciudad

Desde el 28 de abril cerca de 200 establecimientos hosteleros en Valencia, Madrid y Barcelona ofrecerán su particular versión del Paquito, el bocadillo más sabroso, saludable y sostenible cuyo ingrediente principal es la carne de cordero.

El pró­xi­mo 28 de abril arran­ca, por quin­to año con­se­cu­ti­vo en Madrid, cuar­to en Valen­cia y ter­ce­ro en el caso de Bar­ce­lo­na, la Ruta del Paqui­to, el boca­di­llo de cor­de­ro con nom­bre pro­pio, una ini­cia­ti­va de Inter­ovic (Inter­pro­fe­sio­nal Agro­ali­men­ta­ria del Ovino y el Caprino de Car­ne) que tie­ne como obje­ti­vo fomen­tar el con­su­mo de cor­de­ro, espe­cial­men­te entre el públi­co más joven, y mos­trar la ver­sa­ti­li­dad de esta car­ne, excep­cio­nal­men­te tier­na y sabro­sa.

Más de 600 versiones del Paquito

En molle­te, cha­pa­ta, baguet­te, pan de mol­de, focac­cia o brio­che; sobre una tos­ta de hoga­za, un finí­si­mo pan de cris­tal o un taco de maíz; al esti­lo ame­ri­cano tipo ham­bur­gue­sa o hot dog; con notas pican­tes, agri­dul­ces o de fres­cor medi­te­rrá­neo; con espe­cias mexi­ca­nas, japo­ne­sas o de ins­pi­ra­ción moru­na; en rece­tas de van­guar­dia, de fusión o de regus­to tra­di­cio­nal…

Duran­te todo un mes, cer­ca de 600 esta­ble­ci­mien­tos de Madrid, Bar­ce­lo­na y Valen­cia (unos 200 en cada ciu­dad) ofre­ce­rán su par­ti­cu­lar ver­sión de un boca­di­llo que ya com­pi­te en popu­la­ri­dad con el clá­si­co madri­le­ño de cala­ma­res o el biki­ni cata­lán y que admi­te tan­tas varian­tes como ima­gi­na­ción ten­ga cada coci­ne­ro. Los úni­cos requi­si­tos: que pue­da comer­se con las manos y que ten­ga como ingre­dien­te prin­ci­pal el file­te de pier­na de cor­de­ro, una pie­za par­ti­cu­lar­men­te tier­na, jugo­sa, ver­sá­til y fácil de pre­pa­rar que for­ma par­te de los nue­vos cor­tes que pro­po­ne Inter­ovic para poten­ciar los usos culi­na­rios de la car­ne de cor­de­ro.

Principales direcciones de la ruta

La ver­sión del Paqui­to de la taber­na Otra Cosa de Bar­ce­lo­na.

El lis­ta­do com­ple­to de loca­les par­ti­ci­pan­tes, con la direc­ción de cada uno y la rece­ta deta­lla­da de su Paqui­to, pue­de con­sul­tar­se en la web ofi­cial buscandoapaquito.com. Algu­nas de las prin­ci­pa­les direc­cio­nes son:

En Valen­cia Cas­sa­lla, Cre­maet, Mis­te­la, Bar Con­go, Ton­yi­na, Anyo­ra, Mer­cat­bar, Entre­blat, El Carrer, Kani­che, La Cha­ta, Bar Ricar­do, Mar­vi, El Apren­diz, El Astró­no­mo, La San­gu, Taber­na Valear, Ale­nar, Casa Mun­do y La Taho­na de Celia.

En Madrid Killo, Ter­zio, Café Comer­cial, Mar­zeah Taber­na, Bar­mi­tón, La Fal­da de Lava­piés, Mate­ria Pri­ma, Luná­ti­ca, Res­tau­ran­te Fijo, Dis Tin­to, Avi­le­ña, Tres por cua­tro, Salino, Taber­na Puer­to Lagas­ca, Sand Wich, Terra­cot­ta, Menu­deo, Penthou­se y Fis­mu­ler;

En Bar­ce­lo­na Con­tra­co­rrent, Wari­ke, Sagàs, Fis­mu­ler, Ánde­le, My Fuc­king Res­tau­rant, Otra Cosa Taber­na, Tapas 24, Baby Jale­bi, Roos­ter & Bub­bles.

Una opción asequible, divertida y sostenible

Paqui­to del res­tau­ran­te Salino de Madrid.

Esta ini­cia­ti­va de Inter­ovic for­ma par­te del pro­gra­ma euro­peo “Car­ne de lechal, cor­de­ro y cabri­to. Sabro­sa y Sos­te­ni­ble, eli­ge el ori­gen euro­peo” y tie­ne como obje­ti­vo reju­ve­ne­cer y reac­ti­var el con­su­mo de cor­de­ro a tra­vés de un for­ma­to fres­co e infor­mal, ase­qui­ble para todos los públi­cos (no hay boca­do más demo­crá­ti­co que el boca­di­llo) y, sobre todo, sos­te­ni­ble. Como ase­gu­ra Raúl Muñiz, pre­si­den­te de Inter­ovic, «el Paqui­to no sólo es una opción de con­su­mo diver­ti­da y deli­cio­sa si no tam­bién una apues­ta por la sos­te­ni­bi­li­dad del terri­to­rio y una mane­ra de apo­yar a la figu­ra del pas­tor que man­tie­ne el cam­po y da vida a nues­tros pue­blos».

De una cali­dad extra­or­di­na­ria y pro­du­ci­da en gana­de­ría exten­si­va, la car­ne de cor­de­ro tie­ne una impor­tan­cia sus­tan­cial para el medio rural tan­to des­de el pun­to de vis­ta eco­ló­gi­co como social. Por un lado, el pas­to­reo y la tras­hu­man­cia, prác­ti­cas con más de 3.000 años de tra­di­ción en nues­tro país, fomen­tan la bio­di­ver­si­dad, con­tri­bu­yen a la cap­tu­ra del car­bono, favo­re­cen la poli­ni­za­ción y ayu­dan a la pre­ven­ción de los incen­dios gra­cias al con­su­mo de pas­to por par­te del gana­do. Por otro, el pas­to­reo de ovino y caprino se con­cen­tra prin­ci­pal­men­te en la lla­ma­da ‘Espa­ña vacia­da’, en zonas rura­les, por lo que con­tri­bu­ye a rete­ner pobla­ción. No en vano, Espa­ña cuen­ta con la mayor red de vías pecua­rias del mun­do, con más de 25.000 kiló­me­tros, y se esti­ma que las cer­ca de 150.000 explo­ta­cio­nes de ovino y caprino que exis­ten en la actua­li­dad dan empleo a más de 250.000 fami­lias.

¡Compartir es vivir!

Suscríbete al boletín

Noti­cias, crí­ti­cas de res­tau­ran­tes, catas de vinos y acei­tes, etc.