Nuevos mercados sin intermediarios

Las personas interesadas en abrir una parada pueden hacer la solicitud del 3 de septiembre al 3 de octubre

Castellar‑L’Oliveral, Beni­ma­clet, el Pla del Remei y Mali­lla aco­ge­rán pró­xi­ma­men­te cua­tro nue­vos mer­ca­dos extra­or­di­na­rios de ven­ta direc­ta de pro­duc­tos agro­ali­men­ta­rios pro­ce­den­tes de la pro­pia cose­cha de los agri­cul­to­res y agri­cul­to­ras. Son los lla­ma­dos mer­ca­dos de la huer­ta y ten­drán una perio­di­ci­dad sema­nal. Las per­so­nas intere­sa­das en ins­ta­lar una para­da en alguno de ellos pue­den hacer la soli­ci­tud entre el 3 de sep­tiem­bre y el 3 de octu­bre a tra­vés de la sede elec­tró­ni­ca del Ayun­ta­mien­to de Valen­cia o en las ofi­ci­nas de aten­ción a la ciu­da­da­nía. El Con­sell Agra­ri de Valen­cia ha publi­ca­do en su web toda la infor­ma­ción de la con­vo­ca­to­ria, don­de se deta­lla cómo será el pro­ce­so de selec­ción y el fun­cio­na­mien­to de los mer­ca­dos.

Los pro­duc­tos de la huer­ta valen­cia­na se ven­de­rán direc­ta­men­te por par­te de los pro­duc­to­res al con­su­mi­dor.

Los cua­tro mer­ca­dos extra­or­di­na­rios fun­cio­na­rán un día en la sema­na, de 9 a 14 horas, excep­to la vís­pe­ra de fes­ti­vos o fes­ti­vos auto­ri­za­dos, que lo harán de 9 a 15 horas. Se loca­li­za­rán en la pla­za de La Figue­re­ta, en Castellar‑L’Oliveral; la pla­za de Beni­ma­clet, en el barrio del mis­mo nom­bre; la calle Mar­tí­nez Ferran­do, en el Pla del Remei, y la calle Joa­quim Ben­lloch, en Mali­lla. Todos esta­rán en mar­cha cada sába­do y con­ta­rán con 15 pues­tos de ven­ta, sal­vo el del Pla de Remei, que esta­rá los mar­tes y ten­drá 20.

Productos procedentes de producción y elaboración propia

Las para­das que se esta­blez­can deben ofre­cer pro­duc­tos ali­men­ta­rios fres­cos o ela­bo­ra­dos pro­ce­den­tes de pro­duc­ción y ela­bo­ra­ción pro­pia. Pue­den pre­sen­tar­se a la con­vo­ca­to­ria las per­so­nas físi­cas o jurí­di­cas que sean pro­duc­to­ras pri­ma­rias y peque­ñas ela­bo­ra­do­ras agro­ali­men­ta­rias, ins­cri­tas en los corres­pon­dien­tes regis­tros, que ven­dan direc­ta­men­te a la per­so­na con­su­mi­do­ra final.

Cada can­di­da­tu­ra pue­de optar a un máxi­mo de cua­tro auto­ri­za­cio­nes, una para cada nue­vo mer­ca­do, y en nin­gún caso se otor­ga­rá más de una para­da por mer­ca­do a una mis­ma per­so­na. La con­ce­sión será por 15 años.

Entre los méri­tos que se eva­lua­rán para obte­ner licen­cia para ven­der se encuen­tra, entre otros: la pro­xi­mi­dad del pro­duc­to; la cali­dad medioam­bien­tal; el acce­so de jóve­nes y muje­res al sec­tor agro­ali­men­ta­rio; las carac­te­rís­ti­cas de cali­dad  del pro­duc­to, como deno­mi­na­cio­nes de ori­gen o que se tra­te de varie­da­des loca­les y tra­di­cio­na­les; la eco­no­mía social, o la inte­gra­ción de sec­to­res de la pobla­ción en situa­ción o ries­go de exclu­sión social y eco­nó­mi­ca. De acuer­do con las polí­ti­cas muni­ci­pa­les de inclu­sión y fomen­to del empren­di­mien­to, se reser­va­rá has­ta un 10 % de las auto­ri­za­cio­nes a colec­ti­vos des­fa­vo­re­ci­dos y a nue­vas per­so­nas empren­de­do­ras.

¡Compartir es vivir!

Suscríbete al boletín

Noti­cias, crí­ti­cas de res­tau­ran­tes, catas de vinos y acei­tes, etc.